EN
ES

¿Qué es SEPA?

SEPA1, o Zona Única de Pagos en Euros, es la iniciativa que permite a particulares, empresas y organismos públicos efectuar pagos en euros sin utilizar efectivo, desde una cuenta situada en cualquier lugar de la zona, mediante un único conjunto de instrumentos de pago y con las mismas condiciones de eficiencia y seguridad con que se realizan en el ámbito nacional.

SEPA está en la actualidad integrada por los 28 países de la Unión Europea más Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega, San Marino y Suiza. Consulte la lista EPC de países del Plan SEPA.

Desde la introducción de los billetes y monedas en euros en 2002, los impulsores de la iniciativa SEPA, gobiernos de los países miembros de la Unión Europea, la Comisión Europea y el Eurosistema, se han centrado en la integración del mercado de pagos en euros. La industria bancaria europea, a través del European Payments Council, trabaja en colaboración con los demás agentes para conseguir un único conjunto de instrumentos de pago en la zona SEPA, bajo un marco legal común, al igual que actualmente sucede con la moneda única.

Iberpay, por su condición de gestor del Sistema Nacional de Compensación Electrónica, garantiza la accesibilidad de toda la comunidad española al área SEPA, mediante la conclusión de acuerdos con las principales cámaras europeas y la puesta a disposición de las entidades españolas de Pasarelas de Pagos que permiten el intercambio, compensación y liquidación con el resto de entidades del área.

Migración a la SEPA

El Reglamento (CE) 260/2012, de 14 de marzo de 2012, del Parlamento Europeo y del Consejo establece los requisitos técnicos y comerciales para las transferencias y los adeudos domiciliados en euros, que posteriormente se modifica con la publicación, el 27 de febrero de 2014, del Reglamento (UE) 248/2014 con la finalidad de posponer en toda la Unión Europea la fecha de migración al estándar SEPA de las transferencias y adeudos domiciliados, inicialmente prevista para el 1 de febrero de 2014, hasta el 1 de agosto de 2014.

En cumplimiento del Plan de Acción para la Migración a los Adeudos Directos y las Transferencias SEPA en España, elaborado por la Comisión de Seguimiento de la Migración a la SEPA y conforme a la modificación del Reglamento (UE) 260/2012, para permitir un período adicional hasta el 1 de agosto de 2014, la comunidad bancaria española completó la migración al estándar SEPA de las transferencias nacionales y los adeudos domiciliados el día 18 de marzo y el 10 de junio de 2014 respectivamente, así como la migración de todos los “productos nicho” a SEPA el día 1 de febrero de 2016.